Litiasis y Endourología

Endourología

Este área asistencial de Corporación Urológica del Mediterráneo se encarga de los procedimientos diagnósticos y terapéuticos que se llevan a cabo a través de la vía urinaria, desde la uretra hasta los cálices renales.

El acceso es posible gracias a disponer de un instrumental específico (endoscopios rígidos y flexibles) que nos permite navegar por la vía urinaria para visualizar, tomar muestras o tratar problemas urológicos diversos. La endourología es una técnica que permite abordar una gran variedad de problemas urológicos de forma mínimamente invasiva: desde tumores de vía urinaria, malformaciones congénitas, estenosis adquiridas o todos los problemas relacionados con las litiasis o cálculos urinarios. Por ello, su actividad está coordinada y es compartida con otras áreas de Corporación Urológica del Mediterráneo.

Litiasis urinaria

Dada la gran prevalencia de los problemas de litiasis urinaria, este área asistencial se ocupa en exclusiva del diagnóstico y tratamiento de los problemas relacionados con la litiasis urinaria.

La litiasis renal es un problema en aumento. Al contrario que en otras enfermedades, eliminar un cálculo urinario no soluciona el problema de manera definitiva. Por ello, el riesgo de formar otra litiasis es del 50% en los 10 años posteriores.

El modo de vida actual está haciendo que esta enfermedad incremente su presencia, especialmente en aquellas regiones con mayores temperaturas anuales medias. La incidencia y prevalencia puede estar infradimensionada por la posibilidad de padecer cálculos urinarios de manera asintomática que no requieren acudir a un Centro Sanitario.

Debemos considerar los cálculos urinarios como un reflejo de una enfermedad sistémica o generalizada del cuerpo y no exclusivamente de los riñones y sus vías. El sobrepeso, la obesidad, hipertensión y la diabetes ya han demostrado ser factores de riesgo importantes en su aparición. De similar manera, la incorrecta hidratación, episodios de deshidratación forzados por el ejercicio y la forma de alimentación también han sido implicados. Así, una baja ingesta de agua y un exceso de proteínas, bebidas azucaradas o sodio en la dieta pueden favorecer su aparición.

Diagnóstico

Valoración integral del problema litiásico

Supone determinar, en primer lugar, la carga litiásica, es decir, cuantificamos el número y tamaño total de cálculos presentes en riñones y vías. Este estudio va acompañado de la evaluación de las alteraciones de la función excretora urinaria, que puede estar presente de forma primaria o secundaria a la expulsión de litiasis previas.

Estudio médico, dietético y del estilo de vida 

Esta evaluación está dirigida a establecer el riesgo de reaparición de nuevos cálculos. Implica valorar la cantidad y distribución de los líquidos durante el día, la cantidad y calidad de los alimentos ingeridos, así como los hábitos o actividades de riesgo.

Estudio metabólico completo

Realización de una analítica sanguínea asociada una determinación de sustancias excretadas en una muestra de orina durante 24 horas. En ella, se valora la presencia anómala de componentes urinarios implicados en la formación de cálculos. El inicio de terapias dirigidas según estos resultados ha demostrado ser más eficaz que otros tratamientos menos específicos.

Análisis de composición del cálculo 

La llevamos a cabo mediante espectroscopia por infrarrojos, técnica de alta fiabilidad. La información proporcionada por la TAC, también se puede correlacionar con la composición del cálculo, con mayor precisión que la que ofrece la imagen de la radiografía simple

Tratamiento

Ureterorrenoscopia 

Es la técnica realizada con mayor frecuencia. Consiste en la introducción de instrumental endoscópico, rígido o flexible, a través de la uretra, hasta la localización del cálculo. Una vez localizado lo fragmentamos con láser de holmio. También la empleamos para el diagnóstico de lesiones dudosas y para el tratamiento de tumores de vía urinaria alta en los que esté indicado.

Ureterorrenoscopia


Nefrolitectomía percutánea

Consiste en el acceso a la vía urinaria a través de una pequeña incisión en la piel de la región lumbar, con la posterior fragmentación y extracción de la litiasis a través del canal realizado. Tiene mayor riesgo y complicaciones que las técnicas que se realizan a través de la vía urinaria, pero es de gran eficacia. En la actualidad, la reservamos para los cálculos de gran tamaño localizados en el riñón.

percutanea


Cirugía renal endoscópica combinada

Consiste en el empleo de las dos técnicas anteriores de forma conjunta. Según cada caso, una de las técnicas predominará en el tiempo de uso sobre la otra. Está indicada en litiasis de mayor tamaño

tratamiento combinado


Litotricia extracorpórea

En aquellos pacientes en los que esté indicado, solicitamos el tratamiento mediante litotricia extracorpórea por ondas de choque en centros colaboradores de gran experiencia. Esta técnica, fragmenta la litiasis sin necesidad de cirugía merced a equipos que generan ondas de choque que se focalizan en un punto dentro del organismo coincidente con la litiasis. Tras el tratamiento, los fragmentos residuales deben ser eliminados de forma natural. 

litotricia