Con cierta frecuencia, tras cirugías radicales pelvianas sobre la próstata, la vejiga o el recto debidas a enfermedades neoplásicas, los pacientes pueden padecer diferentes grados de disfunción eréctil . Esta se relaciona con la radicalidad con la que se lleva a cabo la cirugía ya que los nervios y vasos sanguíneos que contribuyen a que el varón tenga erecciones están íntimamente adheridos a la próstata, vejiga y recto. El primer objetivo de estas cirugías es la curación del cáncer. Sólo si el diagnóstico es precoz y la biología del tumor lo permite, se pueden realizar técnicas que preserven la función sexual.

Con un adecuado programa de tratamiento y rehabilitación de la función sexual, es posible que los hombres tratados mediante estos procedimientos, vuelvan a recuperar una actividad sexual satisfactoria.

Nuestro programa se basa en tres principios. En primer lugar, estudiar y mejorar la función sexual antes de iniciar el tratamiento. En segundo lugar, intentamos, siempre que oncológicamente sea posible, realizar aquellas técnicas que menos repercusión tienen sobre la erección. Por último, tras realizar la cirugía, incluimos a los pacientes en programas de tratamiento activo para que recupere lo antes posible las erecciones normales.

Tanto en la prostatectomía radical (tratamiento quirúrgico para el cáncer de próstata) como en la cistectomía radical (cirugía realizada para cánceres de vejiga infiltrantes), empleamos técnicas laparoscópicas con preservación de bandeletas neurovasculares (que son los haces donde se encuentras los nervios de la erección), que permiten conservar la función sexual en un número considerable de casos.

La rehabilitación tras la cirugía consiste en un programa integral y personalizado para recuperar la función sexual, y que incluye tratamiento médico, apoyo psicológico y/o sexológico, consejo experto para la relación de pareja y seguimiento estrecho de la evolución para adaptar el plan a seguir según vaya recuperándose el paciente. El tratamiento y programa a seguir depende de la situación de cada paciente, ya que es personalizado.