Alteraciones de los Testículos y Escroto

Aumento del tamaño del escroto

Es una de las causas más comunes de consulta y suele deberse a problemas benignos que pueden llegar a ser muy incómodos. En la mayoría de las ocasiones son secundarios a la presencia de una hernia inguinal, a un acúmulo de líquido entre las capas que recubren el testículo (hidrocele), a la presencia de quistes en el cordón espermático o un engrosamiento de las venas que rodean y salen del testículo (varicocele). Todos estas condiciones son benignas y, hoy en día, sólo se tratan por estética o si provocan síntomas que alteran la calidad de vida.

Aumento del tamaño del testículo

Aunque menos frecuente, cualquier aumento del tamaño de un testículo puede deberse a un tumor maligno. Estos son los tumores sólidos más frecuentes en adultos jóvenes pero pueden darse a cualquier edad. Por eso recomendamos consultar siempre para realizar un diagnóstico preciso.

La mayor parte de estos problemas exigen un tratamiento quirúrgico si son malignos, voluminosos o provocan síntomas que alteren la calidad de vida. La técnica a realizar depende del tipo de problema y de las características del paciente.