Radioterapia IMRT

Una vez se haya determinado el grado y estadio de su cáncer de próstata, hay que seleccionar el tratamiento. En caso de estadios localizados o localmente avanzados, uno de los tratamientos que se manejan en la actualidad es la radioterapia externa tipo IMRT combinada o no con terapia hormonal.  Desde Corporación Urológica del Mediterráneo consideramos que la radioterapia que deben recibir nuestros pacientes debe ser, como mínimo, según la variedad de intensidad modulada (IMRT) por aunar eficacia y mínima toxicidad.

¿Qué es la IMRT?

La Radioterapia de intensidad modulada  (IMRT por sus siglas en inglés) es una modalidad avanzada de radioterapia de alta precisión que usa aceleradores lineales de rayos X controlados por complejos sistemas de cálculo para administrar dosis de radiación precisas.  La IMRT permite que la dosis de radiación se conforme con mayor precisión a la forma convencional tridimensional del tumor mediante la modulación de la intensidad del haz de radiación. Cuando se combina con estudios de imagen para un control del posicionamiento del paciente como localización del tumor, se denomina IGRT (Image Guided Radiotherapy).


Radioterapia IMRT

Ventajas respecto a la forma convencional tridimensional

Debido a que con IMRT la proporción de dosis administrada se ve disminuida en los tejidos sanos, se reducen los efectos secundarios y a la  vez, se pueden administrar dosis más altas en el tumor. 
Dado que podemos tener una mayor precisión, otra de las ventajas es administrar dosis por sesión más elevadas pudiendo acortar los tratamientos. Esta técnica de tratamiento se denomina Hipofraccionamiento reduciendo el número de visitas a un centro de radioterapia. Esta cuestión es de relevancia mayor en los nuevos aparatos ya que se puede realizar este tipo de tratamientos de una manera mucho más eficiente.

Efectos secundarios 

  • - Cansancio físico. Es uno de los efectos secundarios más frecuentes, sin que se sepa la causa.
  • - Cistitis. Debido a la vecindad de  tejidos circundantes a la próstata como la vejiga. 
  • - Rectitis o enteritis. Debido a la vecindad del recto e intestino delgado y que se traduce en alteraciones del hábito intestinal, con aumento de la frecuencia de las deposiciones, urgencia. En caso de padecer hemorroides puede darse la inflamación y sangrado ocasional de las mismas.