Cyberknife

El control bioquímico y la baja toxicidad urinaria, intestinal y sexual es el objetivo principal en el tratamiento local en cáncer de próstata órgano-confinado para pacientes con buen estado general. El tratamiento con radiocirugía con el sistema Cyberknife ha mostrado controles bioquímicos >90% con una toxicidad intestinal y urinaria de grado severo escasa (0-2%) y una preservación de la potencia sexual hasta en un 80% de los casos. Esto se consigue gracias a la precisión en la administración del tratamiento, ya que es el único sistema que detecta y corrige en tiempo real cualquier movimiento de la próstata durante el tratamiento. Esto proporciona una reducción en los márgenes de seguridad con respecto a otras técnicas de radioterapia, por lo que el tejido sano expuesto es mucho menor, además de favorecer realizar el tratamiento en un número muy reducido de sesiones (5 días) administrado de manera ambulante.

cyberknife


Fases del tratamiento

Colocación de marcadores:

Ingresa en ayunas de 6h sobre las 12h y se le da el alta a las 18h (aproximadamente). Profilaxis antibiótica y micro enema de limpieza. Se procede a la colocación de 4 marcadores radioopacos en la próstata.

Planificación:

A los 5-7 días (para evitar migraciones posteriores) desde la colocación de los marcadores se le cita para realizar las pruebas de planificación (TAC sin contraste, no necesario ayunas). Este día se le coloca una sonda vesical y rectal que se le retira al finalizar la TAC, ese mismo día. Las sondas son para asegurar llenado vesical durante el tratamiento y contorneo de la uretra para evitar dosis altas en ella, además de fijar el diámetro del recto a la altura de la próstata para que no varíe durante los 5 días del tratamiento.

Tratamiento:

Cinco días consecutivos de tratamiento administrándose una dosis de 36,25Gy (7,25Gy por fracción con una EQ2 90,6Gy).

Empieza un lunes y termina un viernes de la misma semana. El lunes se le pone la sonda vesical y se le retira el viernes. La sonda rectal, en cambio, se pone y se quita cada día durante la sesión de tratamiento. Cada sesión de tratamiento suele durar unos 30-40 minutos. El paciente no hace falta que tenga una determinada dieta ni ingerir una determinada cantidad de líquido antes de cada sesión. Tampoco es necesario pautarle medicación alguna.

El día del alta se le dará en mano el informe clínico correspondiente y las directrices del seguimiento post-tratamiento.