Tests 4K

Nos proporciona una información adicional al PSA para decidir si a un paciente es conveniente someterle a una biopsia prostática o no. Un PSA elevado no siempre indica la presencia de un cáncer por lo que un número significativo de pacientes serán sometidos a biopsia de próstata sin necesitarlo. 

Este test consiste en un análisis de sangre en el que se analizan 4 moléculas (PSA, PSA libre y otras similares al PSA) cuya información, una vez añadida a la previamente conocida del PSA, edad del paciente, tacto rectal y resultado de biopsias previas, nos genera un puntuación que corresponde a la probabilidad de que un paciente concreto tenga un tumor de alto riesgo capaz de comprometer su vida. De esta forma ayuda a la toma de decisiones compartidas con los pacientes evitando la realización de biopsias innecesarias.

Test 4K


A modo de ejemplo, si un paciente tiene una puntuación de 5% quiere decir que la probabilidad de que con su PSA actual tenga un cáncer de próstata de alto riesgo es sólo de un 5%. O lo que es lo mismo, que había que biopsiar a 20 hombres iguales para detectar un caso de alto riesgo. Con este valor se puede decidir no llevar a cabo una biopsia prostática sometiendo a controles periódicos para evaluar cómo se comporta el riesgo con el tiempo.

A diferencia del test Prolaris, el 4K tiene un valor demostrado antes de la biopsia para evitarla. Al igual que Prolaris, puede aportarnos información sobre la necesidad de repetir biopsias en pacientes con una o varias previas negativas. Se está estudiando su valor en pacientes en programa de Vigilancia Activa.

Determinantes del Pronóstico