Resección Transuretral Bipolar

Es un procedimiento que se realiza a través de la uretra por donde se accede al interior de la vejiga empleando un cistoscopio especial al que acoplamos un instrumento de trabajo llamado resector.

Empleamos un resector bipolar que permite una resección más precisa de tejido que queda menos artefactado para el análisis anatomopatológico posterior y minimiza el riesgo de complicaciones por el paso de fluido hipotónico a la sangre propio de la resección monopolar convencional.

Es la misma vía a través de la cual realizamos la resección transuretral de vejiga por lo que, en ocasiones, es posible llevar a cabo ambos procesos simultáneamente.

Al llevarla a cabo por vía endoscópica bajo anestesia, es posible realizar un análisis simultáneo visual de toda la superficie vesical y obtener biopsias de las zonas sospechosas.

Durante el procedimiento se resecan (extirpan) fragmentos de la próstata desde la superficie mucosa interna hasta lograr una uretra de calibre adecuado para que el paciente consiga micciones sin dificultad. Todos los fragmentos resecados se envían para análisis anatomopatológico.

Tras la cirugía los pacientes permanecen ingresados entre 1-5 días y son dados de alta sin sonda.

Resección transuretral bipolar